martes, 20 de marzo de 2012

Red velvet!

No me queda nada que aprender! Acabo de aterrizar en este mundo y cada vez que abro el explorador y encuentro un blog de cocina, me quedo embelesada mirando la grandísima cantidad de buenos cocineros que hay en este mundo y "rodalies".
Me apeteció hacer un red velvet, no sé si su color rojo o fué el frosting de queso lo que me decantó por este layer cake, así que mi pinche y yo nos pusimos manos a la obra, buscamos recetas por internet y esta fué la que nos gustó. Aunque tuneada porque sinó no sería yo!

 Ingredientes secos:
 350g de harina
 300g de azúcar
 1 cucharada de cacao en polvo
 1 cucharadita de sal
 1 cucharadita de bicarbonato sódico

 Ingredientes húmedos:
2huevos grandes
250ml de girasol
240ml de buttermilk, se puede sustituir por 240ml de leche entera con 15ml de vinagre, dejándolo reposar 10minutos
 1 cucharada de postre de colorante alimentario rojo ( no vale el líquido que venden en los supers)
 5ml de vinagre blanco ( no echar si habeis cortado la leche con vinagre)
 1 cucharadita de extracto de vainilla
Frosting de queso
500g de queso de untar graso
180g de mantequilla a temperatura ambiente
280g de azúcar glas
2 cucharaditas de extracto de vainilla

precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde de 20cm con aceite o mantequilla.
En un bol mezclamos tamizados los ingredientes secos y reservamos. En otro bol grande ponemos la mantequilla y batimos, añadimos los huevos de uno en uno, añadimos el aceite y la buttermilk. Cuando tengamos todo bien mezclado incorporamos los ingredientes secos en tres tandas hasta integrarlos del todo pero sin trabajarlo en exceso.
Se puede hornear toda la masa a la vez durante una hora aprox. ya sabéis que cada horno es un misterio, o bien se divide en dos o tres partes bajando los tiempos de cocción, en dos, media hora y en tre 20 miutos.
Sacar del horno, dejar reposar cinco minutos en el molde y retirar sobre una rejilla para que enfrie.

Frosting:
Con todos los ingredientes a temperatura ambiente se mezclan el queso con la mantequilla y se baten, Añadir el azúcar glas tamizado en tres tandas, añadir la esencia de vainilla y batir hasta obtener una mezcla cremosa.

Si vais a rellenar el pastel con la crema de queso, esta cantidad es escasa para cubrirlo ( a las pruebas me remito) así que preparar el doble de cantidad o bien rellenar con otra crema ( ganache de chocolate blanco).


 
Para ser el primero no quedó mal del todo..

Prometo hacer mejores fotos :)

 Ñam!!! espectacular!
La verdad es que tiene un sabor peculiar y aditivo!!! 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Es un pastel peculiar pero en mi casa gustó y mucho.

      Eliminar